Satisfacción del cliente

 

Satisfacción del clienteSatisfacción del cliente

Los clientes de hoy son muy conscientes de su experiencia dentro de la sucursal y, cada vez más, exigen una mejora de los niveles de servicio y una interacción más profunda. Como resultado, la banca puramente basada en transacciones está dando paso a una experiencia de banca personal, más orientada más al servicio y a las relaciones con los clientes.

 

Glory ayuda a las instituciones financieras a centrarse en la creación de una experiencia propia para sus distintos clientes, para diferenciarse de la competencia y aumentar su cuota de mercado. Esto, lo logramos a través del despliegue selectivo de la tecnología y las soluciones, que no dependen de una revisión completa de los sistemas y los procesos de la sucursal, sino del despliegue estratégico y la reasignación de recursos dentro de la red existente.

 

Nuestra misión es ayudarle a proporcionar una experiencia única a sus clientes en cada una de sus visitas, con el fin de comprender plenamente las necesidades de estos últimos y las exigencias operativas de sus sucursales. A medida que ayudamos a redefinir sus procesos de gestión del efectivo, permitimos a cada sucursal descubrir nuevas formas de ofrecer los productos y servicios del banco, al tiempo que mejoramos significativamente la satisfacción y retención de clientes.

 

La integración de la tecnología de Glory -automatización de efectivo, kioscos de autoservicio, software de conectividad e inteligencia de negocio para sucursales- contribuye a crear una experiencia de cliente diferenciada. A través de estas soluciones, Talaris ayuda a la sucursal a pasar de un enfoque centrado en las transacciones, a uno centrado en las necesidades del cliente, los niveles de satisfacción y la gestión rentable.

 

Como las soluciones de Glory automatizan los procesos y la gestión del efectivo de la sucursal, el personal es capaz de ofrecer un mejor servicio y construir fuertes y profundas relaciones con los clientes; mientras que las tecnologías de automatización del efectivo mejoran, aún más, el entorno y el contenido del propio trabajo de los empleados.

 

Una mayor motivación de los empleados se traduce en una satisfacción del cliente y una mayor retención de clientes.